Análisis de Sonic Generations

Análisis de Sonic Generations

Hablarles de Sonic es hablarles de una buena parte de la historia de los videojuegos. Por suerte yo viví aquellos años donde el puerco espín azul rivalizaba con el todo poderoso Mario. En aquella época Sega se erigía como una empresa sólida y vanguardista, intentando llevar la iniciativa en busca de las nuevas generaciones. Es cierto que no siempre lo hicieron de una forma idílica, ahí quedaron maquinas como el Mega CD, que lejos de acertar con la tecla correcta fue más bien un fracaso. Pero el esfuerzo estaba ahí. Con los años apareció Dreamcast de una forma revolucionaria, una consola que traía internet en unos años donde se estaba empezando a fraguar toda la explosión de información que trae la red. Dreamcast pasó a formar una máquina potente y con un catálogo de videojuegos realmente bueno. Parecía que todo funcionaba en Sega y que volveríamos a vivir sus años dorados. Después apareció la piratería y el resto es historia, Dreamcast fue un sueño corto, por desgracia, pero ahí siguen sus sagas como obras de culto, lease Shenmue.

Nosotros hablamos de videojuegos, evidentemente la industria lo hace de números y de ahí salió la decisión de hacer de Sega una Third Party más, con lo cual veríamos sus juegos en cualquier plataforma. Como decisión no es la peor, eso antes que desaparecer, pero por desgracia sus juegos no aparecían con la calidad esperada. No hace falta que hable del maltrato de Sonic en sus juegos más actuales, podemos ver al puerco espín protagonizando aventuras lejos de la calidad que por historia le pertenece, incluso acompañando a Mario en juegos Olimpicos, quien lo diría años atrás.

Sonic Generations aparece como respuesta a esos años perdidos, como un homenaje a la historia del personaje. Y es que en este juego se aúna lo nuevo con lo viejo de una forma ejemplar. Para los amantes de la época de las 2D están sus buenas dosis de plataformas, solo que el aspecto visible se ha remozado para los tiempos que corren. Cada una de sus fases están llenas de la nostalgia que todo amante de lo retro pedía: saltos, loopings… En general este modo recupera la esencia que un día encumbró al personaje.

El nuevo aspecto de Sonic viene con las 3D y con un ritmo mucho más vertiginoso. Las fases del nuevo Sonic son lo más parecido a un juego de velocidad, salvando las distancias claro. En esta parte del juego es donde todo nos sorprende más, es posiblemente la evolución más normal que el personaje debió llevar. Ya les digo que en este modo todo es mucho más frenético y donde se ponen a prueba nuestros reflejos. El salto se hace todavía más evidente con los escenarios, todos llenos de vida y de un resultado apabullante. Da la sensación que todo cobra vida, siempre pasa algo y siempre estaremos corriendo de una lado para otro, aquí las plataformas son algo más escasas, pero el vértigo se vive de una forma mucho más significativa.

Estas dos partes del juego son realmente intensas y también son un salto significativo en la historia del personaje, eso queda claro. Pero también hay que hablarles de los numerosos extras que trae, todo lo que lleva el universo Sonic está en este juego: música, vídeos, galería de sus bocetos, así como la posibilidad de jugar al primer Sonic de megadrive. Ya les digo que se han guardado poco.

Quizás Sega ahora se haya asentado como una third party, incluso se atreve con acierto con juegos mucho más arriesgados, como Bayonetta, pero sería un error no aprovechar el impulso de este Sonic Generations. Puede que sea el momento de rescatar sus grandes sagas y actualizarlas de la misma manera que han hecho con la mascota que un día les puso en su sitio dentro de esta industria. Yo estaré encantado de ver esos juegos remozados, juegos como Streets Of Rage o incluso la tercera parte de Shenmue. Sin duda el camino es este, el resto es cosa suya.

Un comentario de “Análisis de Sonic Generations

  1. Pingback: NotaMedia.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *